Día de campo.

Sus zapatillas eligen rápidamente paso a paso dónde apoyar la carrera. Piedra, tronco, el aire sobre un charco ven la piedra perfecta para volver a caer y seguir con tanta agilidad. -Seguro nadie puede hacer esto, vuelo-. Sorpresa, ese tronco se hunde conservando mi huella, ahí unos honguitos y gusanos. Recupero el aliento, bebo con todas mis fuerzas la humedad, no me alcanzan los pulmones al placer de todos los olores alrededor. Demasiado oxígeno impregnado de tierra mojada y plantas silvestres. Baila el bosque con cerrar un ojo y luego el otro. Otra bocanada - no lo puedo resistir- Otra más con la mejilla en lo más verde y húmedo de este árbol, es tan grande. Veo hasta sus ramas más altas... -y si aquí me perdiera para siempre...- Crujen las hojas y ramas en el lodo. Vienen tras de mí justo cuando casi me sentía completamente sola con esas ganas extrañas de ir al baño que siento cuando juego a las escondidillas. -¡BEAAAA! Otra vez te perdiste- . Nunca entendieron: me estaba encontrando.



Todos los derechos reservados por Pieza Estudios S de R L de C V ©2020  Consulta el AVISO DE PRIVACIDAD y los TÉRMINOS Y CONDICIONES
Tatavasco No.31,  Barrio Sta Catarina  Coyoacán C.P. 04010 / CDMX  /  Tel 56598227 / pieza.estudios@gmail.com