Grommit & Richard Nats: el concierto que se hizo happening

Actualizado: abr 16

Por Javier Padilla


El plan original era tener un concierto en el Foro Terminal Coyoacán, con las dos bandas emergentes que han apadrinado el estreno de INDIGO (el nuevo programa de la barra de radio digital de esta plataforma de contenidos y espacio de entretenimiento): Grommit y Richard Nats.


Cuando llegué al lugar me esperaban el equipo de Pieza Estudios (que sonoriza los conciertos del Foro) y las dos bandas que estaban terminando de setear cables, instrumentos, pedales, micrófonos y demás cosas... Siempre que veo eso se despierta en mí una gran emoción, sabía que ese día iba a ser grande y tal era el sentir que, cuando me percaté la acción ya había tomado lugar no en el Foro, sino en la cabina más grande del Estudio de grabación.


Entonces me contaron que todo ocurriría ahí y que aquello no sería una tocada como todos la habíamos imaginado: los dos grupos sonarían en vivo con el público acompañándolos al frente, sentados en el piso... Todos intuíamos que iba a ser algo especial y era muy excitante ser parte.


Después del soundcheck pude platicar con ambas bandas: hablamos de sueños lúcidos, subidas de muerto y también de experiencias que habían vivido anteriormente tocando, fue un momento muy chingón antes del toquín. Con esa misma cercanía se dio todo entre ellos, el staff y los invitados que fueron llegando y abrazando con expectativa lo que iba a ocurrir.


Minutos antes de empezar el show, echamos cervezas y para todos fue un estupor muy grande, (la verdad, para mí igual), pareciera que tomarnos "las frías” representaba la unión entre todos: invitados, músicos, fotógrafos y todas las personas que hicieron posible el evento.


Entonces corrió la adrenalina.

Richard Nats, el poder del performance


Originarios de Neza, Richard Nats empezó el show: sonaron las guitarras cristalinas de Asco y Richard, el bajo potente, pero a la vez funk de Marco, el teclado de McLovin acompañado de su performance dancístico, y la batería feroz de Dan. Sentí que tienen una sinergia muy especial. Cada uno de los músicos tiene influencias diferentes, y se nota demasiado, pero al unirse crean algo que yo podría definir en pocas palabras como una explosión de géneros que al encontrarse con la voz y las letras de Richard hacen magia. Rolas como “Losers Lovers” o “Carpe diem” reflejan en su máximo esplendor la energía que transmiten cada uno de los integrantes.


Parte muy importante de la presentación fue El Diablo Ropavejero, quien me contó que quiere meterse a la escena musical con su personaje, dice que es su sueño y, tanto ese día como el día que se grabó INDIGO (será el segundo programa) el Diablo bailó al ritmo de las canciones de Richard, puro performance.


Sin duda es muy importante para el concepto y espectáculo de la banda.





Grommit: dream pop, melancolía y gozadera


Wallace, Piker y Asco conforman Grommit, una banda Dream Pop -como ellos mismos lo definen- que arrancó su presentación después de un emocionante show y un entremedio en el que se abrieron, claro está, un par de cervezas más.


La guitarra y voz de Wallace crean una atmósfera que envuelve a la batería de Piker y al bajo de Asco, tocando rolas con un poder increíble, emocionando a los espectadores con cada nota, se sentía cómo el suelo de la sala vibraba al ritmo de “Frank” (ésa la magia de haber transformado la habitual cabina de ensayo y grabación en escenario); luego se percibió un ambiente melancólico e incluso nostálgico al escuchar “Moon”.


La de ese viernes 9 de abril fue una presentación memorable, íntima y energética; así lo selló la voluntad de todos para que ocurriera y la música de Grommit y Richard Nats quienes plasmaron con emotividad, su capacidad musical y fuerza escénica.





Texto y Fotografías: Javier Padilla








Entradas Recientes

Ver todo